miércoles, 16 de enero de 2019

SER CATÓLICO NO ES SER UN IMBÉCIL.

NO estoy de acuerdo………………..

…………………con la politica de Francisco hacia los dictadores de izquierda de América Latina.

NO estuve de acuerdo con que Benedicto XVI fuera a Cuba.

NO estuve de acuerdo con que JPII se metiera en política internacional.

NUNCA voy a estar de acuerdo con que Pablo VI se haya tragado la teoría de la dependencia internacional y haya tenido el atrevimiento de imponerla por medio de una Encíclica.

NUNCA voy a estar de acurdo con la política de distención hacia le URSS comenzada por Juan XXIII.

NUNCA voy a estar de acuerdo con que Pío XI haya pactado con el totalitario de Mussolini para hacer el Pacto de Letrán y haya aceptado como precio expulsar a Luigi Sturzo de Italia.

NUNCA voy a estar de acuerdo con que Gregorio XVI y Pío IX no hayan distinguido Iluminismo de Modernindad.

Católicos, ¿qué se creen que es el Papa? ¿Jesucristo en La Tierra? Ese peligro ya fue advertido por Lord Acton cuando advirtió sobre los peligros de extender la infalibilidad a otros campos que no fueran el dogma en concilio ecuménico universal o Ex Catedra (como siempre había sido, por lo demás).  Católicos que practican la idolatría de la papolatría, ¿qué se creen que debemos ser los católicos? ¿Reverendos imbéciles que no tienen juicio propio? ¿Aduladores pulsánimes que si JPII dice una cosa y Francisco la contradictoria, proclaman las dos? ¿Obsesivos perseguidores a los católicos pensantes que no tienen su misma actitud? Papas, ¿quién los ha mandado a meterse en todo y en todos? ¿De dónde sacaron que era evangélico convertir al Papado en un estado que hiciera diplomacia? ¿De dónde sacaron que lo saben todo, cuando su misma fe distingue la autonomía de lo temporal? ¿De dónde sacaron que los laicos deben ser imbéciles repetidores de todo lo que se les ocurra? ¿De dónde sacaron que deben hacer equilibrio entre los poderosos y olvidar su deber de denuncia profética?

Laicos y teólogos, que convertís en dogmas a las opciones políticas y mandáis al basurero al Catecismo de la Iglesia, a la Veritatis splendor, la Evangelium vitae, la Domun iesus y a la Fides et ratio, ¿de dónde sacaron semejante confusión? ¿De dónde sacaron que deben sacralizar lo opinable y relativizar a la Fe?

Teólogos, que olvidan a Santo Tomás de Aquino y veneran a Nietzsche, ¿de dónde sacaron que esa debe ser su formación?


Católicos todos: si quieren expulsarnos como a Spinoza del absurdo templo que han cosntruido, háganlo, pero no se quejen luego de quedar en el absurdo de la Historia, mientras que los que verdaderamente amamos a la Iglesia quedemos para siempre en la paz de nuestra conciencia.

domingo, 13 de enero de 2019

LA CIENCIA Y LA HERMENÉUTICA


Está por salir mi nueva travesura sobre hermanéutica, La hermenéutica como el humano conocimiento, y mientras tanto vamos publicar, una por Domingo, sus conclusiones del cap. 5. Cómo he llegado a tan insólitas conclusiones, bueno, dejo al lector la iniciativa del leer los otros 4 caps. :-)) Mientras tanto, escandalícese :-))

--------------------------------------------------------------------

LA CIENCIA.




1.      Introducción.
Habitamos un mundo de vida positivista. Paradójicamente, nuestro mundo de la vida, nuestro horizonte, desde el Siglo de las Luces en adelante, es que no hay horizonte. Hay hechos por un lado e interpretaciones por el otro. Las humanidades serán muy bonitas pero subjetivas, las ciencias serán duras pero objetivas. Las humanidades y las ciencias son diferentes y la hermenéutica es un tema encapsulado sólo para un determinado sector de la filosofía continental. Esa es nuestra más profunda “creencia”, como diría Ortega. Si hay hechos, hay verdad; si no hay hechos, hay interpretaciones subjetivas. En ese suelo habitamos. En esa interpretación, la interpretación de que no hay interpretación, somos, vivimos y existimos. Y esto ha producido una profunda crisis cultural al ya maltrecho Occidente. Esa crisis se extiende a varios campos. Vamos a tratar de analizarlos.

2.      La ciencia.
Que la ciencia se basa en hechos objetivos y medibles es una de las creencias más absolutas y sacrosantas de Occidente. Negarlo equivale a negar la “pietas” de este nuevo Sacro Imperio Romano Científico. Negarlo es equivalente a ser acusado como Sócrates de corromper a la juventud. Pues bien, vamos a hacerlo una vez más, y esperaremos con calma la cicuta.
Decimos una vez más porque, primero, ya hemos hablado de esto en este libro, y segundo, porque podemos remitir al lector al cap. 3 de Hacia una hermenéutica realista o a nuestra colección de ensayos Antes y después de Popper[1]. Pero ahora vamos a intentarlo de un modo más directo, aunque no con mucha esperanza de quebrar este duro paradigma.
Suponga el lector que ve un lápiz que se cae. Estará tentado de decir que ve el “hecho” de la gravedad y la caída de los cuerpos a 9,2 m/s.
Pero no, esa es una de las interpretaciones posibles. La otra es la ptolemaica: el lápiz cae porque es un cuerpo físico compuesto de materia y forma, que como todo cuerpo físico tiene una propiedad que sigue a su naturaleza, llamada gravitas, por la cual van hacia el centro del universo, que es La Tierra.
La otra es la einsteniana: no es gravedad en el sentido de Newton, sino aceleración, y además la línea que une al lápiz con el lugar de la caída no es una recta, sino una curva, porque el espacio en Einstein es curvo.
Pero a efectos prácticos, dadas las (para nosotros) enormes dimensiones de nuestro universo, podemos seguir usando Newton. Pero a efectos prácticos, como aún se puede seguir utilizando Ptolomeo para viajar por el mar sin radar. Además, Newton tampoco rige para lo que, para nosotros, es “muy pequeño”: gravedad, inercia, masa, etc., NO se aplican en el interior del átomo. O sea, la teoría cuántica.
O sea que no vemos un hecho sino tres teorías que permiten interpretar el mundo físico: la ptolemaica, la newtoniana, la eisteniana y la cuántica.
El lector dirá: vemos “lo mismo” desde diversos paradigmas. No, porque no es “lo mismo” que un lápiz sea un cuerpo con materia/forma (Aristóteles) que una condensación de energía (Eisntein); no es lo mismo que esté sometido a la gravitas, a la gravedad o a la aceleración. El lector dirá: ah, pero entonces lo que sí vemos es “lo que se nos aparece”. Ok, la solución de Santo Tomás ante ciertos fenómenos sensibles: “…Así en la astrología se da por sentada la teoría de las excéntricas y de los epiciclos, porque por ella se explican algunos de los fenómenos sensibles (salvari apparentia sensiblia) que se observan en los movimientos de los cuerpos celestes: mas este género de argumentación no es satisfactoriamente demostrativo; porque a una hipótesis (positione) se pudiera sustituir otra, que explicase acaso igualmente la razón de tales hechos” (facta salvari potest).” (I, q. 32, a. 1 ad 2.).
El lector dirá: pero Santo Tomás está hablando en todo caso de hipótesis diferentes con los cuales “explicar igualmente la razón de tales “facta” (hechos)”. No estoy seguro, porque más arriba dijo “salvar las apariencias sensibles”, y las apariencias no son la realidad. Pero supongamos que Santo Tomás se haya referido a los “facta” como “los hechos de la realidad”. Entonces el lector podrá decir: en el mundo cotidiano, donde no nos manejamos con teorías científicas, el hecho es que el lápiz se cae, explíquese luego con el paradigma que se quiera. Ah, pero entonces estamos de vuelta en el plano de los horizontes, donde puede haber verdad, pero no “hechos”. De vuelta: ¿cómo sabe el lector que el lápiz no es dios o que un dios no lo mueve? Porque usted, lector, NO es (supongo) panteísta, politeísta o animista. O sea, usted ha asumido, como su horizonte de pre-comprensión (y eso es hermenéutica) un horizonte judeo-cristiano donde el lápiz no es Dios, ya sea porque cree que Dios existe pero no se identifica con Dios, ya sea porque es agnóstico y está convencido de que el Dios judeo-cristiano no existe; en cualquiera de los dos casos dirá que el lápiz no es Dios. Pero entonces, ¿es verdad que el lápiz NO es Dios? Claro que sí, pero hay que estar filosóficamente preparado para defender al horizonte judeo-cristiano para decir que el lápiz no es Dios. Por ende, ningún problema con la verdad; ningún relativismo ni escepticismo post-moderno, pero no es una verdad escudada en “hechos” sino en la vivencia inter-subjetiva, que es el camino de la verdad.
Pero el lector me dirá: sin embargo, sé que estoy seguro de que no debo asesinar, y eso es un hecho. No, no es un hecho, es una verdad moral, cuyo grado de certeza es obviamente superior que el de las hipótesis científicas. Finalmente, sigue siendo verdad que el cielo estrellado sobre mí, y la ley moral en mí. Mejor que tengamos más certeza de la ley moral en nosotros que la del cielo estrellado sobre nosotros. Pero eso no es un hecho, sino el resultado de una profunda introspección de la naturaleza humana y su carácter co-personal, cosa que dista de ser evidente y menos aún a la existencia in-auténtica, en la cual “no importa” si algo es asesinato o no.
Pero, a su vez, decir que la verdad más profunda está en lo moral y no en la ciencia, es serruchar profundamente el piso del dogma del Sacro Imperio Romano Científico.




[1] Zanotti, G.: Hacia una hermenéutica realista, Austral, Buenos Aires, 2005; y Antes y después de Popper, documento de trabajo del Instituto de Filosofía de la Universidad Austral, 2016 (http://www.austral.edu.ar/filosofia/wp-content/uploads/2016/06/Antes-y-despues-de-Popper.pdf ).

jueves, 10 de enero de 2019

REFLEXIONES SOBRE EL FAMOSO MURO DE TRUMP.


La situación de Trump y su famoso muro ha llegado a un punto límite que da lugar a reflexiones relevantes para el liberalismo clásico.

Consideremos primero la historia del problema. Para la tradición liberal clásica, especialmente el EEUU originario como el liberalismo clásico de Mises, los muros eran inexitentes o explícitamente rechazados. El derecho a la emigración siempre fue obvio, y el derecho a la inmigración estaba implíticamete admitido por las circunstancias históricias. EEUU fue precisamente un lugar único en la historia conformado esenciamente por inmigrantes. Dejemos de lado en esta entrada qué hubiera pasado si se hubieran encontrado con un muro levantado por los indígenas del lugar; por ahora destaquemos que ese grupo de inmigrantes fue en primer lugar los que traían consigo la tradición del common law británico tratando de huir de los problemas religiosos de la misma Inglaterra y sobre todo de Europa Continental. Pero conformadas ya las 13 colonias como una nación independiente de Jorge III, EEUU se llenó naturalmente de más protestantes, de católicos, judíos, agnósticos, y si contamos por regiones, de italianos, irlandeses, alemanes, polacos, y en menor medida chinos e hispanos. Todos ellos no necesitaban hacer un master para entender el pacto político originario de los EEUU. Todos ellos sólo pretendían trabajar y comerciar en paz, y vivir sus respectivas creencias religiosas sin ser molestados y sin molestar a nadie. Y punto. No esperaban nada del estado. Dependían de ellos y ya era demasiado que un shefiff, “la ley” lograra defenderlos de asesinos y ladrones, porque, por lo demás, estaban acostumbrados a defenderse solos. De allí la Segunda Enmienda. Por lo demás, los puertos y caminos ya eran en gran parte bienes públicos en los EEUU, y si bien entonces los votantes podrían haber plenteado el problema de quién entraba a lo que ellos pagaban, a nadie se le ocurrió el “issue”. En parte por lo que el Public Choice llama ignorancia racional, pero en parte también porque todos vivían la circunstancia cultural y política anteriormenente referida.

Ante esas circunstancias, el problema de la inmigración no existía.

Pero pasaron las décadas, cambiaron las ideologías y la geo-política mundial, y entonces el problema comienza a aparecer, cada vez en mayor grado. Primero porque surge el New Deal, la provisión federal de seguridad social, y por ende los incentivos cambian. Ahora muchos saben que pueden llegar a vivir sin trabajar, cosa insólita tanto en San Pablo como en los EEUU originarios. Entonces sí, uno más es un gasto más del Estado Federal, mientras antes, el pérfido libre mercado y el estado limitado implicaban que uno más era uno más trabajando y produciendo. Cosa que comienza a dejar de ser así, también, con salarios mínimos y con sindicatos y regulaciones que producen desocupación.

Segundo porque ya no es tan obvio que todos van a trabajar en paz y a practicar libremente su Fe. No es así con los narcotraficantes, claro, aunque si no se persiguiera al comercio de drogas, sería una industria más, aunque no santa, como la de los cigarrillos y el alcohol. No es así con los traficantes de personas, pero eso es así, claro, porque ya existen los controles fronterizos y las visas. Y menos aún es así con los terroristas, para cuyos países las visas están obviamente jutificadas, situación impensable entre los siglos XVI al XIX.

Por lo tanto, EEUU se cierra relativamente: hay inmigración, pero legal: hay visas, controles, pasaportes, regulación. Y, para colmo, toda América Latina, desde México para abajo, es una miseria total de instituciones e inversiones. Aunque los latinoamericanos no entiendan nada de la historia de EEUU, siempre lo vieron como un lugar donde el que trabaja sale adelante y no expropiado, expoliado y encarcelado. EEUU sigue siendo la meca de todos, incluso la de los hipócritas que no paran de demonizarlo pero viven allí ganando sus buenos millones de dólares.

Lo tragicómico es que todos coinciden en que tiene que haber diferencia entre la inmigración legal e ilegal. En todo el mundo, claro, pero sobre todo en EEUU, donde los demócratas han apoyado siempre la inmigración legal y por ende, han estado en contra de la ilegal. Tal vez, antes de Trump, la diferencia entre demócratas y republicanos, al respecto, era la que había entre el diretor del aeropuerto de New York y su supervisor en la película La Terminal . El director era coherente y se tomaba su trabajo, legal, hasta sus últimas consecuencias. El supervisor era el incoherente compasivo que le decía que las normas tienen que existir “pero no tanto”.

Trump y sus partidarios son como el director del aeropuerto. Se toman en serio las leyes que demócratas y conservadores apoyan. Los controles fronterizos existen especialmente desde fines de la segunda guerra en adelante, y ningun gobierno demóctata estuvo en contra. Obama siempre los defendió y la ley que establece separar a los menores de los padres que cruzan ilegalmente la frontera fue muy bien aplicada durante el gobierno de Obana pero, claro, con la CNN y el Partido Demócrata ambos muy calladitos, por supuesto.

Trump y sus partidarios, en cambio, se toman en serio la ley –cosa insólita para muchos-. Y además reconocen con franqueza la crisis de hace décadas en la frontera con México, crisis que ahora los demócratas llaman, todos como un coro, “manufacturada” por Trump. Hace décadas que los inmigrantes latinoamericanos, especialmente de centro-américa para arriba, mueren literalmente intentando llegar al maléfico EEUU (¡pero qué tonta que es la gente, no!?) y son esclavizados por los tratantes de personas pero no, eso no es una crisis. Es fruto de la mente enloquecida de Trump…

Pero que Trump se tome en serio la ley y vea realmente el problema no quiere decir que su diagnóstico y su solución sean los adecuados. Cabría preguntarse, por qué no, qué pasaría si no hubiera Welfare State. Qué sucedería si, de vuelta, todo el que camina un metro ya adentro de los EEUU sabe que va a tener que trabajar y punto terminado. Qué sucedería si no hubiera salarios mínimos y sindicatos con poder de coacción para impedir el ingreso de extranjeros a los puestos que ellos dejan con sus huelgas. ¿Qué sucedería? Que la inmigración sería una solución, no un problema. Y si abandonaran la inútil guerra contra las drogas, el narcotráfico se acabaría ipso facto. Simplemente habría que ver qué hacer con los que viene de regiones donde pulula el terrorismo: se les pide un visado. Más no se puede. Ser ciudadana norteamericana, hija de inmigrantes palestinos legales, no garantiza que no haya una bomba de tiempo que sea ya diputada demócrata, en el centro mismo de las instituciones legislativas norteamericanas.


Trump no puede ver nada de esto –Ron Paul sí- y como es un tipo sin vueltas ha cerrado el gobierno. Y los demócratas no le van a dar el dinero para su famoso muro. Ceder, para cualquiera de los dos bandos, es una derrota política crucial. Puede ser que Trump abra el gobierno federal, pero el problema va a seguir. Puede ser que los demócratas cedan y le den los fondos para el bendito muro, pero las gentes seguirán muriendo para cruzarlo. Puede ser que Trump intente una executive order con apoyo de la corte para construirlo, pero el problema va a seguir igual.  El problema es el Welfare State, el acabamiento del pacto político originario y la falta de liderazgo para revivirlo, lo cual es una mayor responsabilidad del partido Republicano, más nacionalista que classcial liberal. O sea que el problema no tiene mucha solución por ahora, como el mundo entero, en última instancia, tampoco la tiene. Pero no porque sea posible un paraiso, sino porque un mundo de personas trabajando en paz y libremente ha sido ya elminado por todos los soviets mayores o menores que habitan nuestras mentes y, por ende, este por ahora solitario planeta.


domingo, 6 de enero de 2019

UN MANDAMIENTO NUEVO LES DOY: QUE SE PONGAN NOTAS LOS UNOS A LOS OTROS COMO YO LOS HE EXAMINADO.





En una de esas grandes películas de Hollywood de los 40, Las campanas de Santa María, (https://www.filmaffinity.com/ar/film227852.html) hay un diálogo, sobre el sistema de notas, entre el Padre O´Malley (Bing Crosby) y la Hna. Benedicta (Ingrid Bergman) que ha pasado seguramente inadvertido para todos los que se dedican a temas educativos. La película trata sobre las ilusiones de una congregación de religiosas para conseguir la donación de un edificio, y en medio de eso los espectadores son conmovidos por la actuación de Bergman, la voz de B. Crosby, la relación de sus personajes con los niños, etc. Y hacia el final de la película aparece este diálogo, seguramente interpretado como un entretenimiento imaginativo del director y los guionistas, nada más. Pero yo, oh mala costumbre, me lo tomaré en serio. Subí el guión en Inglés, hice una traducción libre; se pierde el juego de lenguaje cinematográfico de la escena, pero por suerte el lector lo tiene aquí a partir de 1 h, 19 m: https://www.youtube.com/watch?v=iZ6rpZmC3v8 
Primero transcribo el diálogo entero; luego lo analizo línea por línea.


-          May I come in? Don't get up. I'm just the pastor here. Grading the papers? (¿Puedo pasar? No se levante. Sólo soy el sacerdote. ¿Corrigiendo?)

- Yes. (Si).

- They're a wonderful bunch. (Son un grupo extraordinario).

- Yes. (Si)

- You should be proud of them. (Deben estar orgullosas de ellos).

- We are. (Lo estamos).

- I ran into some of the girls. They're dying with curiosity about their marks. I'm supposed to come in and, without your knowing, see how they turned out. I presume you opened your heart and passed them all? (Me encontré con algunas de las chicas. Se mueren de curiosidad por sus notas. Creen que voy a venir y ver cómo les fue sin que usted se de cuenta. Supongo que abrió su corazón y pasaron todas no?)

-   All but one, Father. (Todas menos una, Padre).

-   Patsy? Oh, no. (¿Patsy? Oh, no….)

-   This is only one subject. The others are even worse. Her average is below 60. (Y ese es sólo uno de los temas. Los otros están peor. Su promedio es por debajo de 6)

-   She got the date right and spelled her name right. Couldn't you give her something on that and maybe pass her? (Puso bien la fecha y el nombre. ¿No le puede dar algo por eso y entonces tal vez pase?)

-   Don't you think the honour of the school means anything? (¿Pero no cree usted que el honor de la escuela significa algo?)

-   What about Patsy? St Mary's isn't being very much help to her. Shouldn't we help a child like that? She's beginning to believe in herself. A blow like this... she may never get over it. (¿Y Patsy? Santa María no la está ayudando. ¿No deberíamos ayudar a una niña así? Está comenzando a creer en sí misma. Una cosa como esta….. Tal vez nunca se recupere).

-   Do you believe in just passing everybody, Father? (¿No pensará usted en hacer pasar a todos, Padre?)

-   Maybe. Maybe I do. (Si, tal vez).

- I can't believe you mean it. (No puedo creer que lo diga en serio).

- It's easier for some children. They don't have to study. Some get the best marks in school and never made a mark afterwards. I knew a character once. A fellow named Elmer Hathaway. We went through school together. Or rather I went through school. Elmer just stood still. He was three years in eighth grade. Quite a boy. The teacher wondered how he found his way to school. Sometimes he didn't. The kids used to make fun of him. He was sort of a dreamer. Sometimes he'd forget what day it was and come to school on Saturday. They asked him who Plato was one day and he said, "Plato who?" But he was good with his hands. He built a sailboat. One time he disappeared for two or three days. When he came back they asked where he'd been and he said, "Just sailing." He got to be a foot taller than anybody else in the class and they felt sorry for him and passed him. I think they needed the desk. He never knew, and from then on he developed assurance.
(Oh, es fácil para algunos chicos. No tienen que estudiar casi. Algunos obtienen buenas notas en la escuela pero luego ninguna. Conocí a alguien una vez. Tuve un compañero llamado Elmer Hathaway. Ibamos juntos a la escuela. O, mejor dicho, yo iba, Elmer simplemente estaba ahí. Estuvo tres años en octavo grado. Un gran chico. El maestro se preocupaba de cómo encontraba el camino a la escuela, y a veces no lo lograba. Los demás se burlaban de él. Era un soñador. A veces se olvidaba de qué día era e iba a la escuela el Sábado. Un día le preguntaron quién era Platón y él preguntó por el apellido…. Pero era bueno con sus manos. Un día construyó un bote para pesar y desapareció tres días. Cuando volvió todos le preguntaron dónde había estado y él respondió “¡pescando!”. Como era más alto que los demás chicos, tuvieron compasión por él y lo pasaron de grado. Por ahí necesitaban el banco… El nunca lo supo, pero desde ese día tuvo más seguridad en sí mismo).
You've heard of Hathaway Shipyards? (Ha escuchado hablar de los astilleros Hathaway?)

- Yes. (si)

-   That's Elmer. To this day he takes care of his less fortunate pals. The ones that used to get 99 and 100. If any of them are broke or out of a job, they can always work for Hathaway. He's a good man. By the way, just what is passing, anyhow? (Son de Elmer. Hasta hoy, él se ocupa de los menos afortunados. Aquellos que, precisamente, tenían notas de 9 y 10. Si alguien tiene un problema o no tiene trabajo, siempre puede trabajar para Hathaway. Es un buen hombre… Entre paréntesis, ¿cuál es la nota mínima de aprobación?)

- 75. You know. (7,50, como usted sabe).

- Yes, I know that, but who started it? (Si, ok, pero, ¿y eso de dónde viene?)

-   Our school is based on it. Without standards... (Nuestra escuela se basa en ello. Sin estándares….)

- Yes? (¿Si…?)

- But... (Pero….)

- You're not serious? (¡No lo dice en serio!!!)

- I am. Should we give the children a helping hand or measure their brains? Why do they have to have 75 to pass? (Si. ¿Debemos ayudar a los chicos o medirles el cerebro? ¿Por qué tienen que tener 7,50 para pasar?

- You would pass them at 65? (¿Los aprobaría usted con 6,50?)

- Why not? Why not at 55? Why any grades at all? (¿Por qué no? ¿Por qué no con 5,50? ¿Y por qué las notas, al fin de cuenta?

- Why don't we close the school? (¿Y entonces por qué no cerramos el colegio?)

- Better than breaking their hearts. (Eso es mejor que romperles el corazón).

-   That's unfair, Father. My heart aches for Patsy. When you infer it doesn't, you're being unjust. I have done everything posible to help, but I must uphold our standards. If you order me to pass her, I shall do so. But her mark remains the same. (Eso no es juto para mí, Padre. Mi corazón se muere por Patsy. Si usted cree que no, es una gran injusticia. Hice todo lo posible para ayudarla, pero debo mantener nuestros estándares. Si usted me ordena que la apruebe, lo haré. Pero su nota será la misma….)

-   We have had differences of opinión but they haven't been important. This is serious. I'm not going to order you to do anything. It's up to you, but... (Hemos tenido nuestras diferencias, hermana, pero no fueron importantes. Esto, en cambio, es serio. No le voy a ordenar a usted que haga nada. Depende de usted, pero….

-   But she failed. (Pero no pasó…)


Bien, ahora analicemos esto en serio.


-          May I come in? Don't get up. I'm just the pastor here. Grading the papers? (¿Puedo pasar? No se levante. Sólo soy el sacerdote. ¿Corrigiendo?)

- Yes. (Si).

- They're a wonderful bunch. (Son un grupo extraordinario).

- Yes. (Si)

- You should be proud of them. (Deben estar orgullosas de ellos).

- We are. (Lo estamos).

- I ran into some of the girls. They're dying with curiosity about their marks. I'm supposed to come in and, without your knowing, see how they turned out. I presume you opened your heart and passed them all? (Me encontré con algunas de las chicas. Se mueren de curiosidad por sus notas. Creen que voy a venir y ver cómo les fue sin que usted se de cuenta. Supongo que abrió su corazón y pasaron todas no?)

-   All but one, Father. (Todas menos una, Padre).

-   Patsy? Oh, no. (¿Patsy? Oh, no….)

-   This is only one subject. The others are even worse. Her average is below 60. (Y ese es sólo uno de los temas. Los otros están peor. Su promedio es por debajo de 6)

-   She got the date right and spelled her name right. Couldn't you give her something on that and maybe pass her? (Puso bien la fecha y el nombre. ¿No le puede dar algo por eso y entonces tal vez pase?)

Aquí comienza lo interesante. La hermana cree que O´Malley se volvió loco. A pesar de eso, sigue:

-   Don't you think the honour of the school means anything? (¿Pero no cree usted que el honor de la escuela significa algo?)

Miren la diferencia. La hermana habla del honor de la escuela. El sacerdote, de Patsy. Por ahí gira toda la cuestión.

-   What about Patsy? St Mary's isn't being very much help to her. Shouldn't we help a child like that? She's beginning to believe in herself. A blow like this... she may never get over it. (¿Y Patsy? Santa María no la está ayudando. ¿No deberíamos ayudar a una niña así? Está comenzando a creer en sí misma. Una cosa como esta….. Tal vez nunca se recupere).

En esto insiste el sacerdote permanentemente. Debemos ayudar a los chicos a que tomen confianza en sí mismos y que salgan adelante en un mundo difícil. El no cree que las notas sirvan para eso….

-   Do you believe in just passing everybody, Father? (¿No pensará usted en hacer pasar a todos, Padre?)

La hermana siempre es coherente. Le hace sacar al sacerdote sus conclusiones. El problema es que él también es coherente.

-   Maybe. Maybe I do. (Si, tal vez).

- I can't believe you mean it. (No puedo creer que lo diga en serio).


Esto es clave. Nadie piensa que alguien pueda objetar en serio al sistema de notas. Yo lo hago, pero hago bromas precisamente para no escandalizar sobre algo que se ha tomado como un mandamiento número 11. No matarás. No robarás. No levantarás falso testimonio. No desearás la mujer de tu prójimo. No atentarás contra el sistema de notas. Es más, puedes violar los primeros 4 pero por favor no el quinto.

- It's easier for some children. They don't have to study.

Exacto. No estudian, o sea no comprenden (hermenéutica) lo que dicen. Sólo memorizan (la comprensión incluye la memoria pero no al revés) lo que leen y lo repiten como robots. Y entonces obtienen el adorado (como el becerro de oro) 10. Y todo bien: son buenos chicos. “Les va bien en el colegio”. Claro, por adentro se pueden estar muriendo, pero, ¡sacan 10 ¡!!!!!!! Y O´Malley se da cuenta:

Some get the best marks in school and never made a mark afterwards.


O sea, después se ve la inutilidad de todo eso. Después viene el ejercicio de la libertad, de la madurez, de la sabiduría, y los 10 no han sido signo de nada de eso………

Y obviamente, da el ejemplo, que es el símbolo de que el buen corazón es lo que cuenta y lo que le importa al sistema educativo formal positivista:



I knew a character once. A fellow named Elmer Hathaway. We went through school together. Or rather I went through school. Elmer just stood still.

Perfecto. Elmer “no-estaba-en-la-escuela”, aunque físicamente pudiera estar allí. No era su mundo: “estar en el mundo”. ¡Gracias a Dios!!!!! Se salvó……………..


 He was three years in eighth grade. Quite a boy. The teacher wondered how he found his way to school.

Es que su camino estaba en otro lado……


 Sometimes he didn't.


De vuelta, gracias a Dios………….


The kids used to make fun of him.


Bulling, of course……………..



 He was sort of a dreamer.


Soñador. Exacto. Una inteligencia y un corazón creativos, que estaban en otro lado, gracias a Dios: en sus sueños, en sus ilusiones, que son la fuente del verdadero aprendizaje, que es diferente según sean diferentes nuestros sueños………….


 Sometimes he'd forget what day it was and come to school on Saturday. They asked him who Plato was one day and he said, "Plato who?"

“…………Aunque hablara las lenguas de los ángeles,
si no tengo amor, nada.

Aunque tuviera el don de profecía,
y conociera todos los misterios;
aunque tuviera plenitud de fe
y pudiera trasladar montañas,
si no tengo amor, nada.
Aunque repartiera
todos mis bienes a los pobres,
y entregara mi cuerpo a las llamas,
si no tengo amor, nada.”

Exacto ¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! A San Pablo tampoco lo tomamos en serio. ¿De qué te sirve saber quién era Platón si no tienes corazón?


 But he was good with his hands. He built a sailboat. One time he disappeared for two or three days. When he came back they asked where he'd been and he said, "Just sailing."


Exacto. Simplemente pescando mientras ustedes pierden el tiempo y se llenan la cabeza de datos (que son nada) y vacían su corazón…………………


 He got to be a foot taller than anybody else in the class and they felt sorry for him and passed him. I think they needed the desk.

O´Malley se da cuenta de cómo funciona el sistema: necesitamos el banco. Espacio para los adaptados. Los inadaptados por gracia de Dios, afuera…..


 He never knew, and from then on he developed assurance.


Pero eso le permitió que los demás no le dijeran que era un fracasado según los términos de un sistema que es un fracaso en sí mismo. Y lo más importante para O´Malley: que los chicos tuvieran autoestima, confianza en sí mismos, porque eso es lo que les permite aprender y progresar…………..



(Oh, es fácil para algunos chicos. No tienen que estudiar casi. Algunos obtienen buenas notas en la escuela pero luego ninguna. Conocí a alguien una vez. Tuve un compañero llamado Elmer Hathaway. Ibamos juntos a la escuela. O, mejor dicho, yo iba, Elmer simplemente estaba ahí. Estuvo tres años en octavo grado. Un gran chico. El maestro se preocupaba de cómo encontraba el camino a la escuela, y a veces no lo lograba. Los demás se burlaban de él. Era un soñador. A veces se olvidaba de qué día era e iba a la escuela el Sábado. Un día le preguntaron quién era Platón y él preguntó por el apellido…. Pero era bueno con sus manos. Un día construyó un bote para pesar y desapareció tres días. Cuando volvió todos le preguntaron dónde había estado y él respondió “¡pescando!”. Como era más alto que los demás chicos, tuvieron compasión por él y lo pasaron de grado. Por ahí necesitaban el banco… El nunca lo supo, pero desde ese día tuvo más seguridad en sí mismo).
You've heard of Hathaway Shipyards? (Ha escuchado hablar de los astilleros Hathaway?)

- Yes. (si)

-   That's Elmer. To this day he takes care of his less fortunate pals. The ones that used to get 99 and 100.


Observen la clave, el símbolo. Eso es Elmer. Un emprendimiento, algo que cambia el mundo, y ayuda a los demás, los verdaderos desamparados y arruinados precisamente porque eran funcionales al sistema…………..



 If any of them are broke or out of a job, they can always work for Hathaway. He's a good man.

Elmer tiene corazón. Es una buena persona. ¿Qué pueden decir los 10 sobre ello? Justamente nada…………………………..


 By the way, just what is passing, anyhow?


Y aquí O Malley, lejos de rendirse, da la estocada final:


(Son de Elmer. Hasta hoy, él se ocupa de los menos afortunados. Aquellos que, precisamente, tenían notas de 9 y 10. Si alguien tiene un problema o no tiene trabajo, siempre puede trabajar para Hathaway. Es un buen hombre… Entre paréntesis, ¿cuál es la nota mínima de aprobación?)

- 75. You know. (7,50, como usted sabe).

- Yes, I know that, but who started it? (Si, ok, pero, ¿y eso de dónde viene?)


¡La pregunta de un niño ante el absurdo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¿Y eso por qué? ¿De dónde salió? ¿Quién o qué lo determinó? Los defensores del sistema no tienen respuesta:

-   Our school is based on it. Without standards... (Nuestra escuela se basa en ello. Sin estándares….)

O sea: sin el sistema de notas…………… Y el sacerdote insiste: ¿qué?

- Yes? (¿Si…?)

- But... (Pero….)

- You're not serious? (¡No lo dice en serio!!!)


De vuelta: ¡no atentará en serio contra ese nuevo mandamiento!!!! (Que no es el “mandamiento nuevo”, por cierto…. Feyerabend, ¡no lo dirás en serio!!! (por eso mi artículo: Feyerabend en serio……………)



- I am.

Si. Lo digo en serio. Genial el sacerdote. Se lo toma en serio. No está bromeando.



 Should we give the children a helping hand or measure their brains?



IM-PRE-SIO-NAN-TE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¿Ayudar a los chicos o medir sus cerebros? La educación NO es un sistema de selección. No es ver quién encaja en los límites estrechos del sistema, y el que no, afuera y decir “next!”. No, es un sistema de acompañamiento, de tutoría, de estar al lado del que pregunta, del que comete errores, del que cae, precisamente para que pueda aprender de todo ello y ayudarlo a madurar. Pero no, parece que no………………………………….


 Why do they have to have 75 to pass? (Si. ¿Debemos ayudar a los chicos o medirles el cerebro? ¿Por qué tienen que tener 7,50 para pasar?

- You would pass them at 65? (¿Los aprobaría usted con 6,50?)

La hermana, coherente defensora, de vuelta lo lleva a sus conclusiones. Y el sacerdote es coherente…………………

- Why not? Why not at 55? Why any grades at all? (¿Por qué no? ¿Por qué no con 5,50? ¿Y por qué las notas, al fin de cuenta?

Exactamente!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¿Por qué el sistema de notas? Y la coherente respuesta de la hermana………………..

- Why don't we close the school? (¿Y entonces por qué no cerramos el colegio?)


¡Y la coherente respuesta del sacerdote!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

- Better than breaking their hearts. (Eso es mejor que romperles el corazón).


EXACTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¡ALABADO SEA JESUCRISTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! La santa conclusión debía aparecer oculta en una vieja peli de Hollywood, no vaya a ser que nos arresten: ¡dejen de romper el corazón de los niños, dejen de anular sus inteligencias, dejen de corromperlos buscando el 10 por todos los medios!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¡Cierren los colegios!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¡Basta con ellos si ellos SON el sistema de notas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! La cuestión no se trata de buenos colegios con buenos docentes, la cuestión es el error del sistema. No se trata de nuevas barrracas, con nuevos guardianes que traten mejor a los prisioneros: la cuestión es abajo el nazismo. La cuestión NO es nuevas granjas con buenos dueños que traten bien a los esclavos, la cuestión es: ¡basta con la esclavitud!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

-   That's unfair, Father. My heart aches for Patsy. When you infer it doesn't, you're being unjust. I have done everything posible to help, but I must uphold our standards. If you order me to pass her, I shall do so. But her mark remains the same. (Eso no es juto para mí, Padre. Mi corazón se muere por Patsy. Si usted cree que no, es una gran injusticia. Hice todo lo posible para ayudarla, pero debo mantener nuestros estándares. Si usted me ordena que la apruebe, lo haré. Pero su nota será la misma….)

Pero ok, ¿ven el problema? Los que creen que están haciendo el bien se sienten injustamente acusados. Y tienen razón, no tienen idea de lo que están haciendo. ¿Cómo decir esto sin herir? Finalmente la disyuntiva terrible: ¿usamos una “orden” que la conciencia del otro no está dispuesta a aceptar? ¿Usamos la mera autoridad del mando para terminar con la mera autoridad del mando?

-   We have had differences of opinión but they haven't been important. This is serious. I'm not going to order you to do anything. It's up to you, but... (Hemos tenido nuestras diferencias, hermana, pero no fueron importantes. Esto, en cambio, es serio. No le voy a ordenar a usted que haga nada. Depende de usted, pero….

Como ven, el sacerdote se toma esto en serio. Lo demás es banal. Eso no. Es MUY grave…….


Y la respuesta de la hermana, que no puede salir de su paradigma:

-   But she failed. (Pero no pasó…)

“Failed” que también puede significar falla, fracaso…………. ¡No!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¡Los niños NO son un fracaso en sí mismos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Un niño jugando no es un fracaso, como tampoco lo es una adolescente pensando en el primer novio, un varoncito que quiere jugar a la pelota, o una niña o niño que sueñan con ser astronautas mientras están encerrados en un aula escuchando las respuestas prefabricadas a una conversación inexistente…………………… Somos nosotros los fracasados: los que erigimos colegios, los que ponemos notas, los que bochamos, los que hacemos lo que dicen los soviets llamados coneau, conicet, reglamento, estándares, “ranqueo”, “pacto de Bolonia”, etc.

Dios tenga misericordia de nosotros.