domingo, 16 de enero de 2011

LA IDENTIDAD

Hay un nivel muy profundo de identidad, sobre el cual he trabajado en http://www.gabrielzanotti.com.ar/ensayosyart/existenciah.pdf. Allí afirmo que nuestra esencia individual es esa vocación originaria que no se elige, sino que somos, y lo somos porque Dios nos ha llamado al mundo para llegar a El a través del desarrollo de nuestra esencia. Un “¿quién soy?” que hay que develar toda la vida, que requiere el diálogo consigo mismo, una terapia que trasciende la racionalidad instrumental, una terapia filosófica que requiere el pensamiento contemplativo y que puede ser ayudada mucho por el psicoanálisis, una arqueología del sujeto, como muy bien lo definió Ricoeur.

Ese nivel de identidad se desarrolla a su vez en un horizonte de precomprensión, en una cultura, en una historicidad, que influye decididamente en el despliegue de nuestro yo. Cualquiera de nosotros, si al minuto de su nacimiento biológico hubiera sido trasladado a otra cultura, con otra familia, sería hoy de algún modo otro….

Y este nivel de identidad tiene a su vez un nivel muy especial que es lo que Freud denominó función paterna y materna. Ello es esencial para el desarrollo del yo en sentido psicoanalítico pero se relaciona también con el yo más ontológico.

¿Quién es Gabriel Zanotti? Pocos saben que si no hubiera sido por mis dos padres yo hubiera sido muy diferente y que posiblemente no hubiera sido el profesor que conocen hoy. Todos los veranos, en Febrero, mi madre, con un esfuerzo terrible, tenía que hacerme repasar, o ver por primera vez, los contenidos elementales del año escolar anterior, con una dura resistencia de mi parte. Y sin la función paterna que incorpora los “no” a través del preconsciente, mi destino psicológico hubiera sido mucho peor del que después fue, afectado para siempre por la agresión de 1972 (ver http://gzanotti.blogspot.com/2008/08/perdonar-o-morir.html ).

Mi familia, además, culturalmente, oscilaba entre Roma, Philadelphia y Buenos Aires. En esas tres ciudades estaba el núcleo central de las familias de mi madre y de mi padre y con ese marco cultural yo crecí.

Todo esto supera lo que muchos llaman identidad biológica o “nacional”. Aunque yo hubiera sido adoptado a los pocos meses, ¿quiénes, sino esos padres que tuve, serían mis verdaderos padres? Claro que tendría derecho a conocer a mis padres biológicos, que como muy bien lo dice el término, no hubieran sido más que un encuentro entre dos gametos reproductores que luego nada tienen que ver con lo que Freud llama función paterna. Y con respecto a “ser argentino”, ¿qué es eso? Yo soy hijo de mis padres, los padres reales y verdaderos que tuve, a través de los cuales me llegaron tres ejes culturales que supera el estrecho criterio nacionalista de identidad.

Los jueces de menores que privilegian la llamada identidad biológica, cometen por ende un grave error.

Los guionistas de la película “Spanglish” también. No, no es la reiterada y remanida historia de la empleada que se enamora del dueño de casa. No, lo que realmente los guionistas quisieron decir es otra cosa. Uno, quisieron decir que la identidad cultural de los EEUU es una señora neurótica y consumista, mal ejemplo para la inmaculada niñita “latina” (ver http://gzanotti.blogspot.com/2009/11/ser-latino-en-los-eeuu.html).Sin comentarios sobre eso. Segundo, en el ensayo que inventan para el personaje ya adulto de esa niña, con voz en off, afirman que lo que “define” a su identidad no es aceptar la beca para la gran universidad norteamericana, sino “ser hija de mi madre”. O sea, no vaya a ser que alguien someta a conciencia crítica cualquier elemento cultural de la cultura en que nació. Si, claro que es hija de su madre, y gracias a Dios que su madre tenía buenos valores y ejercía su función materna/paterna. Pero, ¿y si no? Y si no, ¿qué quiere decir entonces “ser hija de”? Los niños legítimamente adoptados, ¿no son realmente hijos de sus padres del corazón? ¿No lo son? ¿No?

Claro que hay robo de menores, pero pasar de allí, con un enorme non sequitur y un grave error psicoanalítico, a condenar la función paterna que no tenga que ver con una unión cromosómica, es una deformidad ideológica.

Mientras tanto, miles de niños en el mundo pasan su infancia abandonados en casas de tránsito. Qué horror. La infancia no es la zona de tránsito de un aeropuerto. Pero así están las cosas. Seguramente, así sí que forman bien su “identidad”….

Yo sugiero a mis lectores que miren a los ojos de esos niños que andan por allí repartiendo estampillas, caminando agotados en los subterráneos, limpiando vidrios, comiendo basura. Mírenlos a los ojos y sonríanles. Por un instante desaparecerán las ideologías y serán penetrados por lo inefable.

8 comentarios:

delivery post-crucifixión dijo...

Precisamente el otro día una amiga mía que está de visita y vive desde hace muchos años en Canadá me comentaba que veía que la gente pobre, si bien era mucha más que en otros tiempos, está mejor vestida (en términos generales) que antes (hace 2 ó 3 décadas, por ejemplo). Esto me parece cierto. Lo que no quita que podamos ética y humanamente justificar a que haya niños mendigando en las calles, los trenes, los subtes, etc.

Pero este fenómeno no es de ahora, desde que tengo uso de razón siempre estuvo aunque a menor escala. Y también siempre fue acompañado por una gran falta de sensibilidad de mucha gente..., a lo sumo un "pobrecitos", y ahí queda todo; configurando la miseria social parte del espectáculo diario.

A casa viene una chica a pedir (cada tanto, a veces cada mes, luego desaparece y vuelve a los 3 meses), viene desde hace unos años y la muchacha (siempre con críos en los brazos y otros más que la acompañan) no debe tener más de 24 años y ya va por el séptimo u octavo hijo...

Hace unos años le dije; ¿"Este bebé es nuevito?" "Sí", me contestó (y creo que dijo que era su quinto hijo). "Ahhh", le dije; "bueno ahora podés ir cortándola..., tenés que cuidarte, ya son muchos chicos." "Si, si, claro...", respondió a su modo.
Luego vino varias veces sin niños. Hace poco (menos de un mes) apareció con otro bebé. Esta vez la atendió mi mujer. Luego de darle ropa le comentó enfáticamente: "¿Otro bebé nuevo?", "Sí", respondió. Agardeció por la ropa y se fue.

Cuando Marcela (mi mujer) entró a casa y me lo comentó escépticamente le pregunté: "Che; ¿serán de ella o los tomará prestados para seguir pidiendo?" "No", me contesto Marce, "mirale los ojitos al chiquito; son los mismos de la madre."

Anecdota cotidiana. Hay diversas teorías al respecto.

Un abrazo!
R.P.

Anónimo dijo...

Por fin leo algo sensato (en mi opinion!) sobre la situacion de los hijos no bioologicos! No puedo creer como todavia, en pleno siglo XXI, existan personas que creen que los hijos adoptados son de una categoria de hijo inferior que los biologicos.

El prejuicio es tal que cuando un poersona ve, en una familia de varios hijos, el alejamiento o peleas de uno de ellos con sus padres o pares, dice: "debe ser adoptado".

No obstante, tampoco creo que el hecho de ser padre, biologico o no, del corazon o no, establesca un hecho o derecho per se sobre el hijo. Si obligaciones. Creo que, mas alla de la relacion biologica o de parentesco que se tenga (y esto va mas alla, mejor dicho, esta mas aca, de una cuestion materialista o idealista), uno debe justificar, defender, fomentar, etc. la relacion padre-hijo en el dia a dia. El hecho de la apropiacion ilegal del hijo en el "dia 1" condicionara la relacion para siempre. No lo justifica un "yo soy tu padre", "soy parte de tu identidad". El ACTO ILEGAL es el ACTO ILEGAL, no importa que cosas se han hecho despues sobre la victima.

María Antonieta Arnal dijo...

En mi blog escribí algo sobre la adopción. Lo escribí basado en la experiencia con mi sobrina que es adoptada. http://mensajescristianosmaa.blogspot.com/2010/12/sobre-la-adopcion.html

Anónimo dijo...

La identidad no pasa por la posesión . Ni de propiedades , ni de costumbres , ni de linaje genético . La identidad pasa por los vínculos próximos con aquellos que promovieron nuestra vida y nos hicieron crecer . Ni la mentira de base ( como sucede en una apropiación ilegal ) puede contra un vínculo consolidado . Sobran casos . Las leyes deberían privilegiar al vínculo antes que a cualquier forma de posesión .

No comparto ninguna visión lacrimógena de los pobres porque está basada en la falacia de que los pobres son más solidarios , sensibles y desprendidos que los ricos . Cuando en realidad el problema consiste en la concepción del otro como una posesión , más allá de la condición socioeconómica o cultural . Igualdad es mirar y ser mirado llanamente sin estigmatizar a nadie . Y quien tuviera la fortuna de poder dar , que de eso se trata esta vida , debería saber que lo ideal es ser invisible , que no es bueno hacer sonar las monedas en la alcancía .

El problema de fondo sigue siendo la distribución de la riqueza ( no la re-distribución marxista que es la verdadera institucionalización del robo ) , buscando siempre el sistema menos malo que la falibilidad humana permita . Abrazo . M.S

Anónimo dijo...

Hablemos con todas las letras: cuando hablamos de la apropiación ilegal, en este país no estamos refiriendo al tema de los hijos de los asesinados durante la ultima dictadura militar. También incluyo a los niños robados, raptados, extraídos ilegalmente de su hogar a temprana edad por "personas" con el fin de comercializarlas en un mercado negro de adopción u otro propósito. Aunque esto no es algo sistemático como lo fue lo anterior.

Como bien dice el autor del blog, el vinculo padres-hijo determina en gran medida la identidad del sujeto. Esto es psicología básica.
Ahora bien, de ninguna manera esto recorta o limita la libertad del sujeto con respecto a sus padres, parientes, o cualquier otra persona, mantenga un lazo genético o no con él.

Por lo tanto, la ley no condena el vinculo establecido, sino el hecho ilegal de la apropiación de ese sujeto a temprana edad. Osea que condena al secuestrador, no al sujeto secuestrado. Por lo tanto, este retiene LA LIBERTAD DE DECIDIR QUE HACER: SI RESPETAR EL VINCULO, es decir seguir considerando a los padres como tales, o NO.

La inacción o acción (osea, el movimiento) de la Justicia no puede limitar la libertad del individuo decidir que debe hacer. Si castigar a quien ha infringido la ley; como aquellos que roban celulares en las calles, hacen boquetes a bancos o matan adiestra y siniestra.

LA LEY es LA LEY (RULE OF LAW?) y el RESTO ES LIBERTAD. INDETERMINADA. NO HAY QUE TEMERLE, HAY QUE RESPETAR LAS ELECCIONES DE LOS INDIVIDUOS.

delivery post-crucifixión dijo...

Hola M.S. estoy de acuerdo con lo que decís. Partimos de la premisa de que no estamos hablando de ninguna "pobreza del espíritu" que implicaría otro tipo de desprendimiento sino de pobreza en el sentido más vulgar, pobreza material.

No obstante; hay uno que otro concepto del marxismo que yo reacataría; y es la noción de "alienación". Aquí habría que distinguir también la diferencia entre "pobreza" y "miseria". Creo que la miseria es una condición socio-económica de gran (o casi absoluta) carencia de bienes apropiados para subsistir.
En ese sentido, el que está en la miseria está alienado. Sé que Marx lo utiliza para explicar la alienación que sufre la clase baja porque son explotados por los medios de producción. De todas maneras, sin dejar de lado esa noción, creo que el que padece miseria es difícil que pueda realizarse como persona.

También hay otro tipo de alienación (que lo trabajó Marcuse) y que puede aplicarse para aquel que está alienado porque su vida se define en procurar riqueza, en otras palabras: está alienado por el sistema mercantilista. Es otro tipo de alienación. Pero tampoco permite que te desarrolles personalmente.

Finalmente, estoy de acuerdo con la distribución de la riqueza. Me gustaría saber cómo la pensás vos.

Abrazo
R.P.

Anónimo dijo...

Pensar que mi comentario lo escribí el domingo pasado al mediodía y dije : lo voy a mandar el sábado así no tengo que discutir el resto de la semana . Estoy de acuerdo con el anónimo y su ampliación del tema de la apropiación ilegal que tangencialmente toqué .
Con respecto a la alienación de la que habla Ricardo me parece que la visión marxista se quedó en el maquinismo y si Marx hubiera conocido a los sindicatos argentinos hubiera concluido que los patrones son los alienados por la explotación obrera . El problema es definir la alienación y creer que sólo la produce el capitalismo . Los sindicatos tarde o temprano tenían que surgir porque había situaciones abusivas , pero creo que en un sistema de economía planificada desde el Estado también las habría , con la diferencia de que en este último caso el Estado es juez y parte . También Marx decía que hay un sector , el lumpen , que es irredento . En cuanto a la alienación de los ricos es cierta : Chaplin , Picasso , Néstor y otros marxistas que vencieron al sistema pasaban largas horas del día contando billetes , no es broma . Ningún sistema político-económico determina por sí solo la felicidad ( o la locura ) de los individuos , la condiciona pero no la causa . Y lógicamente todo sistema político-económico busca la mejor distribución posible de la riqueza . Así que quien combate el capital conspira muchas veces por ignorancia o ideologización contra esta distribución . El problema de las economías centralizadas es que siguen creyendo en el juego de suma cero y subestiman la capacidad del ser humano para adaptarse y seguir creciendo ( en tu blog hablabas de esta capacidad ) . Esto es recontra-resumido porque sino el patrón me echa . Para más datos preguntar mejor al explotador Zanotti . Saludos . M.S

Anónimo dijo...

El capitalismo no distribuye la riqueza de la misma forma que el marxismo porque se funda en la propiedad privada y en las reglas de juego del mercado . Una de las cosas que hace constantemente el marxismo es confundir los principios de igualdad y justicia . Con propiedad privada sólo se llegaría a la desigualdad y a la injusticia , o quien más tiene terminaría teniendo más y quien menos tiene terminaría teniendo menos ¿ Pero es así ? Doy ahora la visión liberal o capitalista . Es así cuando desde el poder del Estado se favorece a unos sobre otros . El Estado está para hacer cumplir la LEY para todos , para que alguien no se enriquezca robando . Cuando hace la vista gorda al delito , cobra impuestos excesivos , da subsidios o regula de alguna forma el mercado , se asocia al robo . Es lo que ha pasado en Argentina en las últimas décadas : intervencionismo discrecional + capitalismo de amigos ¿ Entonces la desigualdad en la distribución de la riqueza en el capitalismo será para siempre o incluso empeorará ? La desigualdad es un término que excede al capitalismo y ha sido estigmatizado por la izquierda . No es fácil de responder porque requiere hacerse estas previas preguntas ¿ Merece tener lo mismo alguien que ha trabajado que alguien que no ? ¿ Puede producir riqueza quien está cómodo siendo cliente del Estado ? ¿ Es igualdad que todos los integrantes de la comunidad tengan los mismos bienes ? ¿ O más bien que los pequeños emprendedores tengan las mismas chances de crecer que los grandes ? ¿ Qué hacemos con quien no sale de pobre ? ¿ Convertirlo en cliente para siempre , o crear un trabajo genuino ? De acuerdo a como cada uno responda estas preguntas sabrá su orientación . Perón decía que el capital es trabajo acumulado . Pero el trabajo acumulado ( o ahorrar , lleva su tiempo ) y debería convertirse en una inversión productiva que a su vez multiplique el trabajo , no en la repartija de un botín saqueado para consumirlo . Distribuir la riqueza en el capitalismo no es tan sencillo como repartir una torta . Nada que requiera tiempo y esfuerzo lo es . Esto es lo que hace que sea más fácil entender la idea de sacarles a unos para darles a otros , aunque el resultado históricamente haya sido siempre el empobrecimiento de todos . M.S