domingo, 4 de octubre de 2009

VUÉLVANSE EN SILENCIO.

Publicamos esta entrada el 19 de Abril de este año. Las circunstancias han cambiado, sí, y mucho. Pero ante una nueva votación que se avecina, vale la pena recordar que el poder no es mágico: implica la decisión, correcta o no, de obedecer, por parte de muchos.

----------------------



Desde cierto punto de vista, hay un aspecto, de la política argentina, que da pena. Es algo profundamente enraizado en las prácticas cotidianas del peronismo. Podríamos debatir si dichas prácticas son esenciales a ese típico autoritarismo latinoamericano, copiado de los fascismos europeos, o si es accidental y permitiría una posterior evolución. Pero no es tema de este análisis.

En realidad dan pena muchas cosas. Fundamentalmente, las masas, que sumergidas en la pobreza e indigencia intelectual y material, son ganadas por su identificación psicoanalítica a la imagen paterna de quien toque ser el líder momentáneo. Dan pena también estos últimos, porque ellos están también alienados y muertos en vida con su adicción al poder que es lo único que da sentido a su existencia. Dan pena aquellos sumergidos en el clientelismo, cuyo sustento material depende de las dádivas del poder, y dan pena también los intelectuales de sectores medios y altos que, con varios doctorados, inglés y música clásica justifican y explican a los chávez, a los correas, a los kirchners, a los castros y demás dictadorzuelos de turno.

Pero hay un grupo de gente, de toda esta pena política, que da una especial pena pero….. Con un extraño sentimiento de, esta vez, poder reclamarles algo. Porque los demás que he nombrado, están como sumergidos en la matrix de su inconciencia. Por motivos diversos, por alienación psicológica e ideológica, no saben lo que hacen. Pero hay un grupo que, conjeturo, sí lo sabe, y muy bien.

Me refiero a todos aquellos diputados y senadores del Frente Para la Victoria –qué vida victoriosa-, silenciosos, de esos que casi ni se notan, que están allí, sumergidos en su banca, con plena conciencia del disparate mayúsculo que es el autoritarismo del ex presidente en ejercicio, pero…… Que no hacen nada. Que votan en silencio. El robo de los ahorros, el adelantamiento de las elecciones, o que “no hay” dengue. Cualquier cosa. Da lo mismo. Con una banalidad del mal digna de la mejor Arendt, votan lo que sea, con plena conciencia del absurdo.

Me pregunto qué hay detrás de esa actitud. Qué ejemplo, tal vez, de lo más bajo de lo humano, pero no en sentido despectivo. Qué drama intenso, en el fondo, de aquél cuyo rol en la historia es ser el esclavo silente y disconforme del poder. ¿Por qué? Esa es la pregunta. ¿Cobardía? ¿Egoísmo? ¿Displicencia? ¿O están fuertemente amenazados, ellos, su familia, sus bienes, etc.?

Alguien me dirá: póngase en su lugar. Ok, si. Pero en cierta etapa de la vida, uno ya ha tenido que tomar decisiones vitales importantes. En determinada etapa de la vida, creo que tenemos algo de autoridad moral para decirle a aquel que vive de nuestro sueldo, rodeado de privilegios: sea valiente. Y si no puede, tiene toda mi misericordia, pero, por favor, cuando termine su mandato, vuélvase por donde vino, y entre en un silencio de por vida, porque es lo único digno que puede hacer. No salga nunca más de su ciudad o de su provincia, y no se meta nunca más en una política perversa que no es perversa en sí misma, como una entidad a parte suyo: usted y miles como usted la hacen perversa. Vuélvase, pídase perdón a sí mismo, a su familia y a Dios; consuélese, porque todo tiene perdón, pero, por favor, no vuelva, nunca más, sencillamente nunca más.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo quisiera que Lula se postulara a Presidente.

Juani R

Anónimo dijo...

Adhiero lo dicho por JR . Si tengo tiempo en la semana haré un comentario . M.S

Tumbaíto dijo...

Apunta al núcleo duro: "ellos están también alienados y muertos en vida con su adicción al poder que es lo único que da sentido a su existencia". Pero diría por, o sea, por su adicción.

Alejandro Sala dijo...

Creo que puedo explicar lo que a vos te provoca perplejidad. Los políticos que actúan del modo que vos narráas en tu entrada lo hacen, sencillamente, porque les conviene desempeñarse de esa manera... Esos politicastros, esos diputaduchos, esos pobres infelices forman parte de un ordenamiento institucional que premia esa clase de conductas. Y ellos, tal como todos lo hacemos, actúan en función de su conveniencia personal. Ellos venden su conciencia porque el mercado se las paga a buen precio. El hecho de que los seres humanos actuamos conforme a nuestra conveniencia individual fue explicado por Adam Smith hace casi 250 años, no creas que estoy pretendiendo haber inventado nada.

Lo que sucede es que vos o yo no actuaríamos de ese modo porque nosotros consideramos que nos conviene más ser consecuentes con nuestros principios, aunque más no sea porque sabemos que de ese modo podemos dormir sin remordimientos. Pero la mayor parte de los seres humanos no tienen miras tan elevadas. Por eso los legisladores no tienen inconveniente en votar aquello que se les ordena y por lo cual se los retribuye convenientemente. Para cambiar esto, se deberá instrumentar algún mecanismo que recompense la coherencia. Entonces, la situación empezará a cambiar. Mientras eso no suceda, todo seguirá igual. Saludos.

ALEJANDRO

María Antonieta Arnal dijo...

"Para cambiar esto, se deberá instrumentar algún mecanismo que recompense la coherencia. Entonces, la situación empezará a cambiar. Mientras eso no suceda, todo seguirá igual". Creo que la respuesta está en la Misión Continental Evangelizadora.

Anónimo dijo...

Sin Poder Judicial independiente con continuidad a través de los gobiernos de signos diversos la tentación de tener la suma del poder público es permanente . La Constitución es clara , pero el espíritu de la misma es extraño para la mayoría de nuestro pasivo pueblo . Desde que tengo uso de razón escucho condenas morales y versos pomposos por parte de políticos y no políticos . Estoy muy cansado . Quisiera ver preso a alguien en serio por haber robado o por haber abusado del poder como hace permanentemente este lacayo de K Moreno , por ejemplo . Juicio de Residencia como hacían los españoles luego de cada período de gobierno en América . Es lógico que si nadie rinde cuentas amparados por una justicia corrupta la impunidad sea la norma . Los desfiles de ex funcionarios por Comodoro Py son la danza grotesca del fascismo criollo . M.S