domingo, 21 de febrero de 2010

VANESA: LA RESPONSABILIDAD SOCIAL QUE LA EMPRESA NO TIENE.

Hace muuuuuuuuuuuuchos años me dejó de funcionar la clave PPP del banco XXX. Con un gran esfuerzo de tiempo fui a mi sucursal, me atendieron cordialmente, me dijeron que llamara a BBB y dijera que QQQ y pidiera CCC y que después de unas horitas, todo listo. Ok. Volví a mi trabajo, hice BBB, QQQ, CCC, después de media hora de teléfono, y obviamente horas después PPP seguía sin funcionar.

Meses después volví a la sucursal, pregunté por lo mismo, me indicaron el mismo procedimiento, con la misma pérdida de tiempo y el mismo resultado. Mejor dicho, el resultado fue que me acostumbré durante años a funcionar en el banco sin la clave PPP, porque otra clave funcionaba (nunca mejor dicho, gracias a Dios).

Años después, después de haber asumido mi discapacidad en estas cosas como en muchas otras, fui a otra sucursal del mismo banco XXX por otra cosa. Pero necesitaba la famosa clave PPP. La amable empleada de la recepción me miró como si yo fuera una persona y me dijo “¿cómo, no tiene la clave PPP?”. “No, intenté dos veces el trámite pero no funcionó”. Asombrada, la señora en cuestión me dijo “¿Qué trámite? Venga”, y me llevó al cajero OOO. Se levantó, mi miró amablemente, y me dijo con voz suave: “fíjese”: entonces hizo TU TUT TUT, TU TU TUT TUT TUT y etc. y a continuación se escuchó un PSSSSHHHHHHRRRRRPIN ¡!!, y……….. “Esta es su clave”. Atónito, apenas pude decir “Eh………………. ¡Gracias!”, “No es nada”, con la misma sonrisa, y volvió a su puesto.

Era el mismo banco XXX, con los mismos aparatos, las mismas técnicas, las mismas reglas. ¿Qué había cambiado? Pues sencillamente la persona. Las dos primeras veces yo fui atendido igual que si fuera una máquina de café a la cual hay que imprimirle las instrucciones que, a su vez, fueron dadas a esas máquinas de atender con un letrero detrás que dice “atención PERSONALIZADA”. La tercera vez, esos minutos, contra los años y años que estuve sin clave, tuvo que ver sencillamente con que la señora en cuestión me trato como OTRO, esto es, como OTRA PERSONA, a la cual se le debe respeto, consideración y ayuda por el solo hecho de ser persona.

Pero eso, ¿se enseña en las empresas? Creo que no, pero mi crítica no viene de la escuela de Frankfurt. Soy un liberal convencido de que tras los discursos de responsabilidad social empresaria se oculta un costo más que los gerentes se sacan de encima como un lavado de culpas que supuestamente tienen por ser una empresa. No, una empresa no es una culpa, que después hay que lavarla con una responsabilidad social adicional a la sola responsabilidad de cumplir con la ley y los contratos. La responsabilidad social adicional que a TODOS nos cabe es tratar al otro en tanto otro (lo cual va más allá de lo que se puede exigir por ley). Y eso, ¿se enseña en las familias, en las empresas, en etc.? No soy un socrático moral, no creo que simplemente enseñando y conociendo el bien se lo practique, pero hay infinidad de gerentes y empresarios (y etc.) que si no trataran como rentables trapos de piso a sus inferiores, darían el ejemplo de cómo deben tratar realmente sus empleados a sus clientes, que son ante todo personas y después clientes.

He estado yendo a esta sucursal durante algunos años más. La señora en cuestión sigue en su puesto, ayudando a todo el mundo permanentemente. Hace, precisamente, más de lo que debe. Tiene caridad, trata a los demás como prójimos. Eso es cristianismo aunque la señora en cuestión no fuera bautizada. Ella hace la diferencia. Ella hace más por el mundo que los supuestos revolucionarios que aman a la abstracta humanidad y luego destruyen millones de vidas individuales con su violencia.

Pero ella no es fruto del banco XXX, así como muchos santos docentes NO son fruto del colegio tal, y así sucesivamente. Ella es fruto de ella misma y seguro de la gracia de Dios, actual y/o habitual, aunque ella no lo sepa. Pero quisiera que esto fuera leído por los gerentes que hablan de la “responsabilidad social empresaria” sin ver toda esta cuestión.

Este Jueves estábamos haciendo un pequeño trámite con mi esposa, había muy poca gente en el mostrador de recepción a clientes y, entonces, le pregunté su nombre. Nunca me había atrevido, tenía temor de que me dijera para qué. Pero no. Vanesa, me contestó, y siguió atendiendo a tu prójimo.

31 comentarios:

Mauricio A. dijo...

¿Qué edad tene Vanesa?

Junto con el nombre, ¿No tendrá de casualidad el teléfono?

jajajaja hablando en serio: estoy totalmente de acuerdo. Es así y cada vez se ve menos.

La gente vive en un mundo de suma cero de recóndita estupidez. En fin... lo importante es agradecer a tiempo ese tipo de actitudes para fomentarlas y que se sigan produciendo.

Anónimo dijo...

"Pero eso, ¿se enseña en las empresas? Creo que no" .
En Japón y Alemania tengo entendido que si , se enseña , Gabriel .
El gerente también está para formar al trabajador y que este cumpla la tarea para la que fue asignado . A su vez , este puesto debería salir de los trabajadores más activos , experimentados y acostumbrados a lidiar con toda clase de problemas . En la Argentina clasista y soberbia , creen en cambio que el gerente es un puesto aparte ( y apartado de la realidad ) , de escritorio , que debe salir del más trepador o del más alcahuete del dueño . Así estamos . El empresariado argentino es corresponsable junto a la clase política , del país que supimos conseguir . Generales que nunca hicieron el trabajo de soldados . Caprichosos . Patéticos . Doy fe de que el empresariado brasilero , sin ser ninguna maravilla , es otra cosa . A las pruebas me remito , miro a mi alrededor y desde el monitor-tv hasta el freezer-heladera , etc , son made in Brazil . Hasta los autos que eran pésimos hace algunos años , han pasado a ser aceptables ¿ Casualidad , o trabajo + seriedad + humildad ? Mientras no cambiemos , seguiremos hablando de "héroes" como Vanesa , que no hacen otra cosa que cumplir con su trabajo en medio de esta cultura hostil para los honestos . M.S

Alejandro dijo...

Quizá en el banco se dieron cuenta de que el sistema anterior no era eficaz y le dieron a los empleados la instrucción de que se ocuparan personalmente del tema, en lugar de derivarlo a una metodología tecnológica que, por ser demasiado compleja, terminó resultando ineficaz. Como medió bastante tiempo entre la aparición del problema y tu vinculación con Vanesa, es posible que la metodología de trabajo del banco haya cambiado, en base a la experiencia obtenida. También es posible que los gerentes de una y otra sucursal tengan metodologías de trabajo diferentes. Hay infinidad de factores que pueden haber operado como condicionantes de las conductas de los empleados de una y otra sucursal, no únicamente que una es buena persona y los otros unos canallas...

Gabriel Zanotti dijo...

Qué optimista que sos Alejandro........... Defender a la economía de mercado no es igual a negar que los genentes de las empresas privadas son tan culturalmente argentinos como los gobernantes, los votantes, etc. A tu favor, es verdad que si la economía fuera totalmente abierta y competitva, aprenderían más rápido por las enormes pérdidas que sufrirían. Ah no, pero entonces soy utópico.....................

Alejandro dijo...

Yo no soy otpimista ni pesimista ni hago cuestiones ideológicas de un hecho que no es más que una anécdota. Digo, simplemente, que hay infinidad de factores que pueden haber incidido para que Vanesa actúe diferente a otros empleados. Las cualidades personales de Vanesa son un factor más dentro de una compleja trama de variables. Desde ya que en una economía plenamente competitiva la conducta de las personas sería diferente, condicionada por el marco en el que operarían.

Anónimo dijo...

Gabriel: ¿Podràs dar un poco màs de luz aquì?...

Me pregunto cuàl es la relaciòn entre el "capitalismo liberal" y el uso de "el otro" como medio (y no su respeto, por el mero hecho de ser persona).


¿No favorece el liberalismo económico una economizaciòn cultural y un indivivualismo?...


¿No conducen esa economizaciòn cultural y ese individualismo a una mercantilizaciòn de las relaciones humanas?...


¿Y es la RSE una careta de las empresas para poder seguir vendiendo, un elemento màs del marketing para la manipulaciòn del otro o es un parche bienintensionado, que se intenta poner en el sistema para hacerlo menos doloroso?...

Gabriel Zanotti dijo...

A Mauricio: Milla Jovovich no es....


Ale, yo no he hecho una cuestión ideaológica de un hecho que es simplemente una anécdota. En mi relato no hay idealogía, ni hechos ni anécdotas, pero tardaría un rato en explicarlo, queda para otra entrada.

Para anónimo:

Gabriel: ¿Podràs dar un poco màs de luz aquì?...

Luz no, mis opiniones, si.

Me pregunto cuàl es la relaciòn entre el "capitalismo liberal" y el uso de "el otro" como medio (y no su respeto, por el mero hecho de ser persona).
¿No favorece el liberalismo económico una economizaciòn cultural y un indivivualismo?...

No, en la medida que en una relación mercantil no hay necesariamente una mera utilización del otro como medio, que es la esencia de la alienación. Muchas cuestiones humanas que son en sí mismas buenas (como las relaciones entre los sexos, el poder político, las relaciones religiosas, a lo cual se agrega el mercado) pueden transformarse en algo alienante pero NO SON EN SÍ MISMAS algo alienante.






¿No conducen esa economizaciòn cultural y ese individualismo a una mercantilizaciòn de las relaciones humanas?...

Como ya dije, no el mercado en sí mismo. Y menos cuanto más extendido esté el orden espontáneo del mercado (Heyek).




¿Y es la RSE una careta de las empresas para poder seguir vendiendo, un elemento màs del marketing para la manipulaciòn del otro o es un parche bienintensionado, que se intenta poner en el sistema para hacerlo menos doloroso?...

Si, en la medida que desde cierto marxismo se piense que la plus valía es inevitable y entonces sí, la RSE queda como un lavado de culpas intrínsecas al sistema. Y así se la concibe habitualmente. Por eso NO se habla de "responsabilidad social sindical", pero sí de la empresaria, porque las empresas serían las explotadoras (de lo cual se exculpan con la RSE) mientras que los sindicatos los explotados. Creo que lamentablemente se piensa así y se sigue pensando así.

Anónimo dijo...

Bueno, creo que hace falta una discusión sobre la PLUS VAlÍA, una profundizaciòn sobre ese tema...

Allí, entiendo, se produce una importante divisiòn de aguas...


¿Què decìs?...

Anónimo Ema.

Mario S dijo...

The Case for Wal-Mart Winning the Nobel Peace Prize.

CONSIDER THAT WAL-MART:

- Provides employment to 1.9 million people; the best defence against poverty is a job.

- Creates thousands of job opportunities for people in developing countries like China and India; this keeps hunger at bay in many households.

- Doles out hundreds of millions of dollars each year in dividends that help fund the retirement of millions of people; the company had sales in excess of $348 billion and a net profit of $11.3 billion in 2007.

- Sells food, clothing and other necessities to Canadians, Americans and others at prices that are 15 to 25 per cent below what other supermarkets charge; this helps millions of low-income families stretch their dollars.

...

While Wal-Mart's primary intent is not to do all the aforementioned social good, what it has done and is doing is raising the living standards of millions of families around the world.

So if we are concerned about consequences and not just intentions, doesn't Wal-Mart deserve the peace prize?

Two quick points:

1. I love that the author makes the important distinction between intentions and consequences, which is a point that cannot be stressed enough.

2. I also love that the case is for the Peace Prize. To the extent that Wal-Mart (and market capitalism more generally) have both encouraged people to deal with each other on the basis of voluntary exchange rather than force and have raised the standard of living so greatly, especially of the poor, they have made the world a more peaceful place. And in the long run, their contributions to peace are probably far greater and longer-lasting than the politicians and social missionaries who normally get the Prize.

Having spent some time in (The People's State of) British Columbia, I confess my great surprise at seeing this in a Vancouver paper. I can't wait to see the letters to the editor on this one.

Mario S dijo...

Es importante que las relaciones y la cooperación social no estén regidas únicamente por relaciones mercantiles. Pero no se puede negar que las relaciones mercantiles son un medio genuino y asombroso de cohesión e intercomunicación social. Es verdad que estas pueden realizarse con distintos niveles de
bondad moral pero, en todo caso,

El anterior post un poco en broma era para mostrar que una empresa privada, cumpliendo eficientemente con su cometido, puede suponer un marco de mucho bien -generalmente no observado- al entorno social.

Ahora un caso más técnico e igualmente muy poco conocido:
la gestión de Wall-Mart durante el Katrina (2005): Durante días, e incluso semanas, fueron el ÚNICO canal de comunicación y ayuda entre los ciudadanos y algún sistema de cooperación social (la ayuda y la gestión gubernamental llegó mucho después). Durante la gestión de crisis más de 2500 camiones de la empresa entraron y salieron de New Orleans con víveres.
El caso es tema de estudio pero, obviamente, como pone en entredicho muchas pseudoverdades, no es un tema que haya tenido mucha visibilidad.

http://mercatus.org/publication/wal-mart-rescue-private-enterprises-response-hurricane-katrina

Muy bueno lo de la RSC y la RSS (Responsabilidad Social Sindical); lo empezaré a usar!

Juan Manuel Bulacio dijo...

Es simple y claro. Más importante que cualquier sistema e ideología están los seres humanos. Afortunadamente existe Vanesa. Y muchos como ella seguramente. Aprendamos a vivir dando más y el mundo será diferente. Un abrazo y gracias! JMB

Anónimo dijo...

Coincido con Bulacio que sobre cualquier sistema e ideología están los seres humanos , y coincido con Zanotti que dentro de la limitación humana , los sistemas que dejen en paz y libertad a las fuerzas productivas del hombre , son necesarios para sostener con coherencia la primera idea .
¿ Se podría sostener coherentemente que sobre cualquier sistema o ideología están los seres humanos en la Rusia de Stalin y al mismo tiempo ser comunista ?
¿ Tenemos aquí un conflicto , o el conflicto es aparente ? M.S

Anónimo dijo...

Pero Vanesa, ¿actuó dentro o fuera del procedimiento estipulado por la empresa?

Si actuó dentro, entonces no habría nada que agradecer, ya que se limito a cumplir con sus obligaciones laborales.

Si actuó fuera (parece ser el caso), ¿es admisible el gesto de rebeldía llevado a cabo por la bondadosa Vanesa?


¿El tiempo que Vanesa destinó a ayudar a Gabriel le sobraba? ¿Utilizo su tiempo libre? O utilizó el tiempo de trabajo que la empresa le compró para que realizará otras funciones? Si fuera este último caso, ¿cómo compensar a quienes debieron esperar la atención de Vanesa en cuestiones que se ajustan al procedimiento, mientras ella ayudaba a Gabriel desatendiendo las funciones para las que fue designada?

¿Hasta dónde Vanesa puede dar rienda suelta a sus acciones bondadosas sin perjudicar a terceros (empresa y otros clientes) para ayudar a otros terceros?

¿Que respondería Vanesa, por ejemplo, ante peticiones que le requieran mucho más tiempo (supongamos una hora diaria) que el otorgado a Gabriel? ¿Hay límites para la bondad?


Vanesa, ¿no debería haber consultado a sus superiores a fin de proponer un cambio en el procedimiento¬, pero nunca apartarse del mismo?


Por último, ¿Y si Vanesa en rigor no es bondadosa, y en cambio, se prestó a ayudar a Gabriel para captarle la clave al momento del tramite?

Saludos, Mariano

PD: Tengo en claro que, seguramente, Vanesa es una gran persona.

Anónimo dijo...

También tenga en cuenta Mariano que Zanotti puede desconfigurar el software de cualquier máquina . Quzás el Banco se dio cuenta y la mujer recibió órdenes superiores . M.S

Anónimo dijo...

Yo tengo un cuestionamiento sobre Responsabilidad Social Empresaria, que puede parecer zurdo o antiempresa, pero no lo es, porque no lo soy. Lo que sí soy es habitante de este planeta, vivo "en la Matrix" del mundo capitalista y me preocupan ciertas irresponsabilidades de las empresas.

Mi duda es por qué, por ejemplo, Coca Cola y otras empresas de alto impacto ambiental no elijen dejar de hacer publicidad durante 2 años, y a ese dinero que ahorran, lo invierten en soluciones de reciclado de LOS MILES DE MILLONES DE ENVASES PET que van a parar al medio ambiente.

Con este tema de RSE hay mucha hipocresía. En este ejemplo puntual, estas empresas ponen el iconito de "reciclado" en los envases, pero hay una trampita sutil: la leyenda dice “RECICLABLE” (que es verdad) y no “RECICLADO”. Y sí, es reciclable, pero ¿quién lo recicla? Nadie, va a parar al ambiente, por siglos. Las empresas creen que con eso ya cumplieron, pero no, no cumplen. Obviamente, el Estado tampoco. Pero creo que uno, como persona y como empresa, debe hacerse cargo de su gestión, y no echarle la culpa al Estado cuando nos conviene hacernos los distraídos.

Mi conclusión es: si vamos a hacer RSE, hagámosla de verdad, que va a ayudar a las empresas y nos va a ayudar a todos. Y mi segunda conclusión es que estos cambios provendrán de abajo hacia arriba, por presiones de los mismos consumidores. Cuando la gente elija marcas por su responsabilidad ambiental o social, ahí la cosa cambiará. Hoy por hoy, casi todo queda en sloganes y loguitos; pero no en hechos.

Juani R

Anónimo dijo...

Miren este video. Es largo, pero vale la pena. Obvio, es tendencioso y quizá le faltan algunas partes del modelo que propone, pero no podemos negar que sea cierta esta vorágine de consumo/destrucción ambiental y poca responsabilidad de las corporaciones.

Y reitero: no soy zurdo, ni antiempresa. Al contrario.

http://www.storyofstuff.com/

María Antonieta Arnal dijo...

Me parece que se dieron cuenta que la tecnología es buena hasta cierto punto y que el trato personal lo es más. No se puede cosificar a las personas.

Juan Manuel Bulacio dijo...

Si cada vez que tenemos que hacer algo bueno tenemos que pensar en tantas supuestas consecuencias como sugiere Mariano, la bondad no existiría. Pero creo que existe! Pensar en esas cosas es complicar innecesariamente las cosas. Lo bueno engendra cosas buenas y no tiene efectos adversos. Sino seríamos máquinas siempre evaluando y calculando todo, pero con el interior frío y seco.
Interesante el planteo de M.S. Coincido en que los sistemas son importantes y no todos son lo mismo. También me gusta el que permita con mayor naturalidad el desarrollo de las condiciones humanas. Aunque creo que hay países con sistemas diferentes dentro de límites que permiten dicho postulado. Abrazos. JMB

Anónimo dijo...

De acuerdo con la sugerencia de M.S. Posiblemente el banco tenga registro de aquellos usuarios potencialmente peligrosos para la seguridad del sistema e incluyo a Gabriel en la lista negra :)) Pero si este fuera el caso, Vanesa no hizo más que ajustarse al procedimiento estipulado por el banco para estos casos. No hubo bondad, solo apego a lo establecido.

No coincido con JMB de que hacerse estas preguntas complican las cosas. Al contrario, creo, es mi opinión, que implica analizar el problema con mayor profundidad a fin de no caer en la tentación de emitir frases bonitas, que resultan inaplicables en el complejo mundo que vivimos y con un actor principal tan complejo como es el ser humano. (Aunque admito, que ese repetir de frases pueda, a fuerza de insistencia, dejar algunas huellas positivas en las personas).

Insisto: ¿es o no Vanesa una empleada rebelde? ¿Es admisible para una empresa que debe competir en el mercado regirse por la subjetiva bondad de cada uno de sus empleados? Su accionar, ¿es positivo para la empresa a la que representa o todo lo contrario? A juzgar por la entrada de Gabriel (cliente del banco), pareciera ser que Vanesa es estimada y valorada, mientras que la empresa lleva las de perder acusada de ser irresponsable social.

Saludos! Mariano.

Anónimo dijo...

¿Por qué considerar como algo responsable/bueno/valorable/humano que Vanesa trate a los clientes como personas (antes que clientes) y en cambio considerar algo marxista que la empresa traten a las comunidades donde están insertas como comunidades de personas?

El PPP es importante para la vida de una persona que interactúa con bancos. ¿No es más importante poder tomar un vaso de leche para un bebé que tiene 2 meses de vida y que las oportunidades que le brinda su mundo no les brinda? ¿Es marxista abrir los ojos y querer dar respuestas urgentes ante necesidades humanas tan básicas y aún no cubiertas por el sistema (sea cual fuere)?

__,__,__,__

Además de dejarme pensando esto, me gustó la columna y me abrió la cabeza la ingeniosa sigla RSS.

Anónimo dijo...

Mariano , lo mío era sólo una broma . Disecando todo con su cabeza no va a llegar a la verdad , pero lo peor es que se puede perder lo bueno de la vida . La gente se relaciona por confianza , no por descartar infinitas sospechas .
En el caso Vanesa , nunca crea que un capitalista explotador es estúpido . Probablemente alguien la esté monitoreando . Usan su virtud social y a ella le gusta , porque hacer el bien puede a veces ser tan gratificante como hacer el mal ¿ Entiende ? Otra broma . No me haga explicársela como Batman a Robin , o poner un disco de risas como en las comedias norteamericanas para que la gente se ría . A Gabriel le gusta Woody Allen porque todo lo intelectualiza . A mi no . Soy de humor más simple . Un abrazo . M.S

Anónimo dijo...

Hola M.S!

Gracias por sus consejos. Ciertamente admiro su simplicidad y el mundo en el que usted vive. En el que yo vivo, las cosas no son tan simples. Incluso, la confianza en las transacciones entre personas generalmente es rubricada con una firma y frías consecuencias ante un incumplimiento (más en un banco!)

Por otro lado, cierto es que razonando las cosas no llegaré a la verdad. De hecho, dadas las limitaciones humanas, considero imposible tal pretensión. A lo sumo, aspiro a llegar a un RAZONADO consenso con mis prójimos sobre diversos temas y cuestionamientos, con espíritu crítico y sin temor a refutaciones.

Por último, si usted tiene tiempo, me gustaría que me explique sus bromas y planteos como Batman a Robin (yo soy Robin), siempre y cuando usted este dispuesto a responder mis cuestionamientos y planteos seriamente (usted es Batman).

Insisto: ¿Es Vanesa una empleada rebelde (aunque bondadosa)?

Saludos, Robin :))

Alejandro dijo...

No Robin, Vanesa no es una empleada reblede. Es un persona que se encontró con un pequeño problema que requería una solución simple y se encargó de aplicar esa solución. No descuidó ninguna de sus obligaciones para resolver el problema, no perjudicó a nadie, no vulneró ninguna norma, no desobedeció a sus superiores ni encabezó la revolución social ni nada. Simplemente, le explicó cómo funciona un sistema sencillo a alguien que no lo sabía... Se le da demasiada trascendencia a un hecho trivial y anecdótico.

Anónimo dijo...

Nadie dice que el mundo sea sencillo y que cumplir con cualquier contrato sea fácil . Pero no hay que complicarlo más con "la loca de la casa" : la imaginación . Habría que preguntarle a la señora si se considera o no rebelde . Al capitalista lo que es del capitalista y a lo sociedad lo que es de la sociedad . Para un capitalista lo importante es que no se vuelva improductiva para la función que debe cumplir . Al ayudar a un discapacitado cibernético como Zanotti cumple con ambas funciones : conserva a un cliente y ayuda a una persona . Tampoco minimicemos la seducción woodyallinesca de Zanotti . A mi , con el mismo problema , la misma persona quizás me hubiera mandado a pasear . Nada ni nadie es blanco o negro .
Si algún sindicalista no le empieza a calentar la cabeza con estupideces , como que los explotadores la están usando o algo por el estilo , probablemente no frustre al mismo tiempo su parte laboral y humana . A su vez alguien con ideas socialistas querrá que Vanesa sea bondadosa a la fuerza , le guste o no su trabajo y que le paguen por su superioridad moral . Pero hay cosas que no se pagan con dinero , sencillamente porque nadie pretende cobrarlas ni pagarlas . Por último , puede haber capitalistas imbéciles de los que abundan en Argentina que querrán echarla por salirse del libreto . Por fortuna otros capitalistas no tan imbéciles probablemente reconocerán sus virtudes sociales y la contratarán con mejores condiciones . Pero esto último ya es Argentina año verde , porque los sindicatos son muy fuertes y para echar a alguien hay que probarle un homicidio ante escribano público .
Traté de hacerle un análisis más para su mente que es muy imaginativa que para la mía , pero en realidad estas cosas se intuyen y sienten espontáneamente , no se piensan . M.S

Esteban dijo...

Gabriel, que articulo tan acertado y tan actual. Creo que lo clavas con la idea de que la RSC se ha convertido en algo fruto de la culpa de ser empresa...y eso lleva a no reconocer que la verdadera RSC es desarrollar esa actividad empresarial. No hacen falta filantropia (que bienvenida sea). la verdadera RSC en un banco es atender bien al ciente, facilitarle el credito en condiciones de mercado, estar a su servicio, fomentar el desarrollo de los trabajadores, no forzar a los proveedores con prácticas abusivas y un largo etc. Lo que no se puede es invertir en medio ambiente sin ser excelente en lo primero o, incluso, para "taparlo".

Un abrazo desde España!!

ESTEBAN

Anónimo dijo...

¡Santas respuestas! Intentaré ver si puedo bati-refutarlas!


Alejandro, buenos días. Con respecto a su comentario, debo decirle que estoy tentado a acompañarlo en su razonamiento, pero la descripción de hechos que usted hace se aleja de lo expuesto por Gabriel. Si fuera como usted dice, la cuestión seria más sencilla: No hay irresponsabilidad de la empresa, Vanesa es solo una empleada eficiente y los dos empleados que atendieron a Gabriel en anteriores oportunidades deben ser acusados de ISI (irresponsabilidad social individual). Sin embargo, para Gabriel (principal testigo) Vanesa hizo”…más de lo que debía”


M.S: Antes que nada y en serio, gracias por tomarse el tiempo y responder a mi pregunta. Sin embargo, mi imaginación me lleva a hacer algunas consideraciones sobre sus supuestos.

1) Comparto que haber ayudado a Gabriel es una buena acción humana. Pero pongo en duda su afirmación de que también conserve al cliente. Obsérvese que Gabriel (cliente del banco) pondera el comportamiento de Vanesa persona, pero acusa a la empresa de ser irresponsable social. De ahí se desprende que Gabriel esta conforme con la atención de Vanesa, pero no esta conforme con el banco. Si mañana Vanesa cambia de firma, posiblemente Gabriel cambie de banco. La relación de confianza dejo de ser Gabriel – Banco, para pasar a ser Gabriel – Vanesa. Esto que menciono, puede parecer trivial para el caso anecdótico que nos menciona Gabriel, pero puedo asegurarle que las “mini pymes” que se generan dentro de las grandes empresas suelen traer muchos dolores de cabeza a la gerencia. Sobre todo en áreas como las comerciales, donde la ida de un vendedor puede implicar la perdida de muchos clientes. Este es uno de los motivos por lo que se intenta despersonalizar la atención. Por otro lado, seguramente Gabriel nunca recomendará al banco por ser inhumano a excepción de Vanesa. Pero fue la misma Vanesa la que hizo ver a Zanotti la irresponsabilidad de la empresa haciendo”…más de lo que debía”.

2) Por otro lado, acepto su conjetura acerca de que Vanesa cayó bajo los influjos seductores woodyallinescos de Zanotti, pero si este fuera el caso, entonces no habría meritos que destacar en Vanesa. Si Vanesa discrimina en su atención según las dotes seductoras de las personas, deberá ser acusada de ISI. Pasaría de héroe a villano en esta historia y se conjetura se enfrentaría completamente al planteo que nos hizo Gabriel.

En resumen, no estoy tan seguro de que las actitudes heroicas de los empleados de grandes y medianas empresas terminen por ser positivas y hagan “la diferencia” para la empresa, el mismo empleado, el cliente y el resto de los clientes. Quizás sea mucho más beneficioso que esos mismos empleados intenten cambiar los procedimientos puertas para adentro, aún cuando algún cliente se enoje.

Saludos!!! Robín

PD: M.S. usted me acusa de tener mucha imaginación y lo acepto. Ahora bien, la mayor ocurrencia (desde mi punto de vista) Batman – Robin se la imagino usted!!, haciéndome divertir mucho entre ayer y hoy!! Abrazo!!!

Anónimo dijo...

La imaginación no es ni buena ni mala en si misma . En situaciones de encierro social es muy buena , como se sabe de quien ha estado preso o en un campo de concentración . Más que buena , diría necesaria para sobrevivir .
Ahora , en otras situaciones de libertad , puede convertirse en un problema en la medida que se prefiera "volar" a resolver los problemas concretos .
En otras palabras , en esta sociedad capitalista y materialista , usted puede soñar todo lo que quiera mientras no se vuelva un parásito para los otros . Un abrazo . M.S

Martín FB dijo...

El servicio es en nuestro país, lamentablemente, bastante malo. Deficiente. Y eso no es exclusivo patrimonio del sector público.
En parte, tal vez, no hay conciencia de que el público, o el cliente, es la razón de ser. Atendiendo al público, debo entender que el público, el cliente, no es una interrupción de mi trabajo (con la carga negativa que ello implica), sino que "es" mi trabajo.

Vanesa dijo...

Hola que tal! Mi nombre es Vanesa y soy la persona a la cual va referida esta nota.
Antes que nada quiero agradecerle a Gabriel por estas palabras que sinceramente me llenaron el alma de emocion ya que me demostro que mi trabajo no es en vano.
Quiero que sepan que esto no pasa por un tema de capitalismo ni de empresas burocraticas. Simplemente por pensar en como me gustaria a mi que me traten.
Lamentablemente la mayoria de las personas no se tratan como projimos sino como enemigos... Acaso no me van a decir cuando estan por la calle (algo de todos los dias), las personas se empujan, se insultan y hasta algunas llegan a las manos por un asiento libre, un lugar de mas o el simple echo de que el otro "me molesta..."
Solamente piensen en la pelicula cadena de favores y todos los dias hagan algo por alguien mas que no sean uds mismos, se van a dar cuenta que les recomforta el alma y eso no hay dinero que lo pague. Recordemos siempre que lo unico que nos llevamos es lo vivido, entonces intentemos de vivir lo mejor posible con nosotros mismos y con los demas, que aunque muchas veces no parezca seguramente tiene los mismos o peores pobremas igual que nosotros.
Yo les agradezco a todos por sus palabras pero no soy yo sola, hay muchisimas personas que actuan igual que yo o mejor y si nosotros cambiamos de actitud hacia el otro, el otro lo va hacer con nosotros, entonces encontraremos mas personas dispuestas.
Saludos!!!

Vanesa dijo...

Hola que tal! Mi nombre es Vanesa y soy la persona a la cual va referida esta nota.
Antes que nada quiero agradecerle a Gabriel por estas palabras que sinceramente me llenaron el alma de emocion ya que me demostro que mi trabajo no es en vano.
Quiero que sepan que esto no pasa por un tema de capitalismo ni de empresas burocraticas. Simplemente por pensar en como me gustaria a mi que me traten.
Lamentablemente la mayoria de las personas no se tratan como projimos sino como enemigos... Acaso no me van a decir cuando estan por la calle (algo de todos los dias), las personas se empujan, se insultan y hasta algunas llegan a las manos por un asiento libre, un lugar de mas o el simple echo de que el otro "me molesta..."
Solamente piensen en la pelicula cadena de favores y todos los dias hagan algo por alguien mas que no sean uds mismos, se van a dar cuenta que les recomforta el alma y eso no hay dinero que lo pague. Recordemos siempre que lo unico que nos llevamos es lo vivido, entonces intentemos de vivir lo mejor posible con nosotros mismos y con los demas, que aunque muchas veces no parezca seguramente tiene los mismos o peores pobremas igual que nosotros.
Yo les agradezco a todos por sus palabras pero no soy yo sola, hay muchisimas personas que actuan igual que yo o mejor y si nosotros cambiamos de actitud hacia el otro, el otro lo va hacer con nosotros, entonces encontraremos mas personas dispuestas.
Saludos!!!

Gabriel Zanotti dijo...

Hola Vanesa!!!!!!!!!!!!!!!!!! Gracias por tus palabras!!!!!!!!!!!!!!!!!! No tuve tiempo de pasar a verte por el banco. Gracias de vuelta por todo!!!!!!!!!!!!!